Saltar al contenido

¿Hablar a los perros como a bebés es bueno?

¿Hablar a los perros como a bebés es bueno?

Si eres de los que le habla a su perro como si fuese un bebé, aunque muchos crean que estás fuera de tus cabales, la ciencia dice que estás en lo correcto. ¿Cada vez que te diriges a tu perro cambias el tono de voz y notas que tu perro se pone contento? Esto es así debido a diferentes motivos que explicamos en este artículo de Agilitylaprincesa.es

Hablar a los perros como a bebés es bueno según la ciencia

Investigadores de la Universidad de York (Inglaterra) demostraron que esta es la forma efectiva para que comprendan lo que les decimos y para mejorar el vínculo con ellos. El estudio trata sobre el Dog Directed Speech o DDS (discurso dirigido a perros) y hace referencia a la forma en que les hablamos a nuestros amigos caninos. Es una adaptación del Infant Directed Speech (IDS) (discurso dirigido a los niños), es decir, el registro o la forma en la que nos dirigimos a los bebés. En ambos casos, elevamos el tono de voz y exageramos las emociones.

Estas dos formas de expresarse (DDS e IDS) comparten características prosódicas que son distintas de las típicas del Adult Directed Speech (ADS) (discurso dirigido a adultos). Los investigadores Alex Benjamin y Katie Slocombe buscaban saber si esta manera de hablar tenía un efecto en los perros o simplemente se debía a un gusto humano. Hasta hoy se sabía que el registro dirigido a los bebés ayuda a aprender el lenguaje y mejora el vínculo de los niños con los adultos, pero, ¿sucedería algo similar en el caso de los perros?

también te puede interesar:

De acuerdo al artículo publicado en la revista científica Animal Cognition[1], la respuesta es sí. Emplear una forma de hablar similar a la que adoptamos con los bebés nos ayuda a captar con mayor efectividad la atención de los perros y a generar una relación con ellos.

Este estudio concluyó que, mientras que los cachorros estaban más atentos a un guion leído con DDS en comparación con el habla dirigida por adultos (ADS), los perros adultos no mostraban preferencia. Para determinarlo, colocaron en una misma habitación a perros y personas. Algunos les hablaron normalmente mientras que otros utilizaron el tono dirigido a los bebés. Terminado el experimento, observaron que «los perros adultos tendieron a interactuar más con quienes usaron el discurso dirigido a perros y les dijeron frases como ‘buen perro’ o ‘¿vamos a dar un paseo?’», detalló Alex Benjamin, estudiante de Doctorado y coautor del artículo. Es decir, que necesitan ambas cosas: un contenido que les sea relevante y un tono que les llame la atención.

Por qué los perros prestan más atención si les hablamos como a bebés

Los perros prestan más atención si les hablamos como a bebés, o mejor dicho mediante un Discurso Dirigido a Perros (DDS), por diferentes razones relacionadas con la comunicación y forma de procesar la información de estos animales. Así, nos prestan más atención, nos entienden mejor y mejoramos el vínculo cuando les hablamos como a bebés por motivos como estos:

también te puede interesar:
  • Entonación y tono de voz: tendemos a hablar a los bebés con un tono de voz más agudo, entusiasta y emocional, a la vez que suave y calmado. Los perros responden mejor a estas condiciones y se muestran más motivados. Aunque no comprendan el contenido de las palabras, sí entienden el tono y la entonación que empleamos, es por ello que saben diferenciar cuando estamos contentos de cuando estamos enfadados. Hablar a un perro gritando no es positivo.
  • Gestos y expresiones exagerados: solemos realizar gestos exagerados y mostrar expresiones faciales igualmente exaltadas cuando hablamos con un bebé para captar mejor su atención. Esto mismo lo extrapolamos a los perros y observamos respuestas positivas por su parte debido a que son animales con una comunicación visual muy importante. Hablarles con el tono y la entonación adecuados y acompañar esto con gestos nos ayuda a comunicarnos mejor con ellos. Por esto mismo, en educación canina, cuando se enseña alguna orden o truco, en muchas ocasiones, la palabra se acompaña de un gesto.
  • Vínculo emocional: hablar a un perro como a un bebé nos ayuda a ganarnos su confianza y, por ende, a establecer un vínculo emocional positivo con él. El perro se siente más seguro con personas que le hablan de una forma que considera agradable.
  • Asociación positiva: en muchas ocasiones, empleamos este tipo de habla con los perros para felicitarlos o premiarlos, de manera que lo asocian con estímulos muy positivos. Los perros son animales inteligentes que aprenden por costumbre y asociación, por ello, es lógico que respondan con alegría cada vez que les hablamos como a bebés.

En conclusión, hablar a un perro como a un bebé es bueno por diferentes razones, pero sobre todo porque es una entonación que adoptamos cuando queremos transmitir felicidad, calma y seguridad. Hablar a un perro con respeto es fundamental para establecer un vínculo afectivo sano y mantener una buena convivencia.

¿Hablar a los perros como a bebés es bueno? - Por qué los perros prestan más atención si les hablamos como a bebés